Rajoy se retira


Mariano Rajoy ha decidido no optar a ser candidato del Partido Popular en las próximas elecciones generales. El líder conservador se retira de manera ordenada. Será él, pues, quien ponga en marcha el proceso interno para elegir en el Congreso del partido –que podría anticiparse a fechas anteriores al verano, en lugar de celebrarse en octubre–, a su sucesor o sucesora al frente de la organización.
Es prehistoria ya la época en la que el Partido Popular tuvo que pasar por una situación similar. Ni tras la derrota de 1993, ni después de las victorias sucesivas de 1996 y 2000, se presentó una situación de incertidumbre parecida. José María Aznar lo tenía todo atado y bien atado.
Y tras la inesperada salida del poder de 2004, Rajoy no lo tuvo menos claro. Toda la dirección del PP quedó prorrogada, por así decir, cuenta habida de que, al caracterizar su propia derrota como el resultado de la confusión producida por el atentado del 11-M en los votantes, no parecía necesaria una renovación. Todo lo contrario: el mismo equipo que perdió las elecciones del 14-M, con Rajoy en cabeza, se lanzó de inmediato a una larga carrera para recuperar el gobierno en las siguientes elecciones, esto es, el 9-M.
Fue su imagen en el balcón lo que hizo intuir que algo se había roto en Rajoy
El objetivo, por tanto, consistió en matar dos pájaros de un tiro: ganando el 9-M se demostraría que los españoles, confundidos el 14-M, enmendarían su decisión de voto emitida cuatro años antes bajo un shock emocional.
El hecho es que Rajoy contó con todo el equipo que fue desalojado del Gobierno en las elecciones del 14-M. Pero, ahora, la situación cambia. Si Rajoy no va a ser el candidato del PP a la presidencia del Gobierno en las próximas elecciones generales, ¿cómo se van a realizar importantes nombramientos en las próximas semanas?
La única solución, según fuentes consultadas, es que una vez que el partido asuma que debe buscar un nuevo candidato, las principales decisiones deberán ser el resultado de una deliberación colegiada, a la espera del próximo congreso, que podría, según esas fuentes, celebrarse antes del verano.
La decisión de no optar a una tercera oportunidad ha sido, según esas fuentes, una reflexión de Rajoy previa a la jornada del pasado domingo 9. El líder del PP siguió la marcha de los resultados en su despacho de la madrileña calle de Génova acompañado, según las horas, por diferentes personas. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón y el vicealcalde, Manuel Cobo, estuvieron bastante tiempo en el despacho del líder del PP, acompañado por su esposa Elvira Fernández. También estuvo con Rajoy su hermano. Y, en ciertos momentos, Ángel Acebes y Eduardo Zaplana, también pasaron por el despacho.
Todas las fuentes coinciden en que durante la larga y dura jornada del domingo 9 de marzo, Rajoy se abstuvo de hablar sobre su situación o sobre el futuro del partido.
Pero fue su imagen en el balcón de la madrileña calle Génova y, sobre todo, el rostro tierno, dolorido y solidario de su esposa, lo que permitió intuir que algo interior se había roto en el candidato perdedor. Los habituales del balcón, como Alberto Ruiz-Gallardón o Esperanza Aguirre, pese a estar en la sede, no salieron junto al líder del PP. “No les invitaron. Todos esperaban una palabra de Rajoy. Ángel Acebes dijo que pasaran todos. Pero dio la impresión de que Rajoy sólo quería a su equipo, a Ángel, a Soraya Sáenz de Santamaría y a Manuel Pizarro”, explicó un dirigente a este periódico.
Por si acaso, Esperanza marcó distancias. Tanto a ella como al consejero Manuel Lamela se les podía ver detrás del cristal, a espaldas de Rajoy, mientras éste se dirigía a los simpatizantes.
Esperanza Aguirre cree llegado el momento de abrir el debate sucesorio
La idea, pues, de recuperar el Gobierno al cabo de una legislatura en la que los españoles quedarían convencidos del error del 14-M, llevó a Rajoy a no realizar cambios en el equipo que heredó de José María Aznar. Una fuente se pregunta: ¿Podría hacerlos ahora con vistas a una tercera oportunidad? “No, primero porque sería arbitrario e injusto. Él ha asumido toda la responsabilidad por la derrota. Segundo, porque el momento de los cambios era el año 2004. Y Rajoy los descartó”, se respondió la fuente.
Si se lleva la teoría de la prórroga hasta sus últimas consecuencias, al confirmarse el domingo pasado el veredicto del 14-M, con más escaños y algunos votos adicionales para el PSOE, ya no caben excusas para proceder a la renovación. Los votantes del PP optaron por esta fuerza política para llegar al Gobierno, no simplemente para obtener mejor votación y más escaños. Y la renovación empieza por la cabeza.
Mariano Rajoy comparecerá hoy ante la prensa. Esta tarde tiene lugar una reunión del comité ejecutivo del partido. “Rajoy tiene que ofrecer algo de comer a los dirigentes y simpatizantes. Necesitan recuperar la ilusión. La gente está lógicamente afectada. Necesita una orientación, una reflexión sobre cómo ha de reorganizarse este partido de cara a las próximas batallas”, dijo una fuente.
"Rato es una de las pocas cartas que pueden quedar", opina un banquero
¿Y cómo ha de reorganizarse? Fue Esperanza Aguirre quien anticipó que, si Rajoy no ganaba las elecciones, de todos modos lograría un buen resultado. Clavado. Ahora Esperanza cree que ha llegado el momento de abrir el debate interno para decidir, en congreso, quién debería ser el próximo candidato del PP.
Hay dos candidatos cantados: Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón. Ninguno de los dos es miembro del Congreso. Así lo quiso Esperanza y así lo dispuso Rajoy. Igualdad de oportunidades.
Y, como es inevitable, el fantasma de un tercer candidato potencial va y viene. Tampoco es diputado. Se llama Rodrigo Rato. “Nadie sabe todavía la respuesta a una pregunta elemental: ¿Por qué razón renunció al puesto de director gerente del Fondo Monetario Internacional el verano pasado y regresó a España a seis meses de las elecciones? Rato es el candidato del consenso y la unidad, quizá una de las pocas cartas que aún pueden quedar”, dijo un banquero informado.
Fuente: www.publico.es

2 comentarios:

Fenridal dijo...

See Here or Here

Anónimo dijo...

No pincheis en el link de fenridal, es un virus